3 comentarios en “Por si las voces vuelven: Bely Basarte”

  1. Me llama la atención que, tanto Ángel en el libro como Bely en esta charla, mencionan al alma. En mi proceso he recurrido bastante a esas expresiones tales como: ‘Me duele en el alma’, ‘me ha llegado al alma’, ‘no puedo con mi alma’, y me resulta algo curioso.
    Quizá la cuestión esté ahí, un pasito más allá del plano físico y/o mental. Quizá sea que existen seres con una sensibilidad especial que nos cuesta encajar en este mundo y adaptarnos a lo que se considera ‘normal’ y, por ende, no respondemos como lo hace la mayoría a los tratamientos psiquiátricos existentes en la actualidad, desde mi punto de vista bastante obsoletos.
    Desde mi experiencia, que comencé a sentirme mal a los 17 años y comencé un largo proceso de casi 40 años de intentar entender y de sanar con varios tipos de profesionales, varios tipos de terapias tanto ortodoxas como alternativas, con intento de suicidio de por medio en las épocas que justo me estaba medicando, llego a la conclusión de que todo eso me ha servido, sí, pero como parches, para coger aliento y proseguir, remedios válidos pero que no se deben prolongar en el tiempo pues en mi caso la medicación prolongada, aparte de convertirme casi en una zombie pese a tomarla por épocas no hizo más que añadir etiquetas en mi historial médico: primero depresión, que con el tiempo derivó en ansiedad, y la última etiqueta fue trastorno bipolar tipo II que me la adjudicaron en el hospital tras un intento de suicidio y pese a no haber hablado apenas con ese psiquiatra. Y ahí fue cuando dije se acabó. Visité a mi psiquiatra -quien flipaba con el diagnóstico, por cierto- y le dije que dejaba la medicación para buscar otra solución.
    El libro me ha ayudado más que algunos terapeutas. Me han removido bastante los últimos capítulos y eso es bueno para continuar sanando. Me ha ayudado a entender algunas cosas y me sirve de mucho para no sentirme tan sola en esto. Me ha emocionado. Me ha hecho reir. Estas sí que son buenas medicinas para mí, al igual que lo es escuchar estas charlas.

    PD: Esto se hizo más extenso de lo que pretendía, pero necesitaba escribirlo y nunca se sabe si le puede servir a alguien.
    Os quiero 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba