A los ojos

Creo que nunca me había mirado a los ojos tan de verdad como lo hacemos en las firmas de libros que estoy haciendo.

Me da un poco de rabia porque apenas tengo tiempo para charlar con las personas que vienen.

Aunque el motivo tengo que reconocer que es muy bueno:
El libro está gustando y eso hace que en cada firma haya más gente queriendo intercambiar unas palabras.

En este mes he podido visitar Sevilla, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao y Madrid y creo que habré firmado más de 1500 libros.

Algunos venís con varios ejemplares porque, después de leerlo, creéis que puede servirle a gente que conocéis y decidís que vais a regalarlo.

Os aseguro que esa sensación es maravillosa.

Algunos lo habéis escuchado en audiolibro y habéis decidido que también queréis tenerlo, otros en ebook pero decidís que lo queréis tener en físico para subrayar algunas partes… la sensación es abrumadora.

Pero escribo esto porque aunque en los últimos veinte años he salido de gira a promocionar muchas cosas (teatro, actuaciones, programas de tele…) jamás habido notado la sensación de estar tan unidos por algo como lo estamos ahora.

Como sé que apenas podremos estar unos segundos juntos intento centrar toda mi atención en los ojos de la persona que se está acercando con la esperanza de que si es tímido y no se atreve a decir absolutamente nada más que el nombre que le gustaría que ponga en la dedicatoria, tenga claro que esos segundos que pasemos juntos, mi mundo está totalmente centrado en el, ella y lo que necesite.

Necesito que sepa cuanto le agradezco que haya decidido dedicarme parte de su tiempo en leer mi historia y después ponerse en una cola que a veces puede tardar horas en llegar a su turno para pedirme que le firme un ejemplar o los que sean.

No sé si alguien que esté leyendo esto habrá venido a alguna firma pero si es así, espero de corazón que notases lo mucho que agradezco todo lo que está pasando con Por si las voces vuelven.

Y espero que lo notes porque ten claro que todo lo que está pasando con el libro es gracias a ti.

Eres tú quién decide leerlo, escucharlo, subrayarlo, regalarlo, recomendarlo, comentarlo…

Eres tú quién está haciendo que “Por si las voces vuelven” esté siendo el proyecto más importante de toda mi vida hasta ahora.

Así que gracias de todo corazón.

Y si todavía no nos hemos visto porque aún no he ido a tu ciudad (iré), no olvides que desde que des un micro paso para acercarte a la mesa donde estaré sentado o de pie esperando para firmar tu libro, toda mi atención es tuya.

Desde que des ese micropaso, no tengas ninguna duda de que pondré toda mi energía en crear un micro mundo en el que estemos a solas tú y yo.

Así que no tengas vergüenza ni apuro en decir todo lo que necesites.

Piensa que te debo uno de los mejores momentos de toda mi vida.

Nos vemos pronto.
Muy pronto.

15 comentarios en “A los ojos”

  1. Esas sensaciones que describes, Ángel, es lo que percibí y sentí.
    Grato encuentro que guardaré como un tesorito en mi memoria, durante el cual me sucedió lo que sentí mientras leía el libro: reí, me emocioné al decirte que me había removido y sentí alivio.
    Como te escribí en un post-it: la firma es lo de menos. Sucede algo especial, hay algo que nos une a todos y eso es bonito, bonito. 😉

  2. Gracias, por las palabras y por este libro, además en las firmas, en esas largas esperas como decís, entre nosotros nos hablamos, y aunque a lo mejor no nos volvamos a ver nunca más, en esos momentos compartimos algo que tu libro nos causo, y es una espera agradable, así que gracias también a los compañeros de la «fila»….

  3. Gracias, Ángel, por todo lo que nos has dado desde el segundo que decidiste que ibas a escribir este libro tan especial, cuando lo más fácil habría sido no hacerlo. Eres la persona más bonita. Te quiero.

  4. Yo estuve en tu firma de Zaragoza y noté esa mirada a los ojos que te dice que de verdad te están prestando atención. Cómo soy tímida solo pude agradecerte que desayunes conmigo a diario 🙈. Gracias por tu libro, el mío, esta lleno de frases subrayadas. 😘

  5. Libro leído, podcast al dia…. Nos vemos por Segovia?
    Me encantaría que, además de la firma, pudiéramos organizar una charla con más personas que también han pasado por lo mismo. Tenemos un grupo de escritura creativa donde tratamos de narrar nuestras experiencias…. Invitado quedas! Un abrazo y muchas gracias por este libro!

  6. Estoy escuchando tu audiolibro, casi lo he terminado y pienso en lo terapéutico que habrá sido para ti y para muchas personas que lo lean y escuchen. Me ha impactado la actitud del «psicólogo» que te atendió. He ejercido la psicología durante 30 años y he tenido plantones de pacientes y nunca se me ocurrió atacarles. Aunque lo hubieras hecho mal, que no es el caso, un buen profesional no acusa a un paciente en su segunda cita, ni le despide con prisas en la primera. En fin, en todas las profesiones hay » malos» pero me duele especialmente este tipo de actuaciones cuando una persona tanto nos necesita. Bravo por tu valentía y gracias por tu testimonio.

  7. Me quedé con ganas de verte en Madrid, pero mi cerebro decidió que el 18 era domingo, así que el sábado remoloneé en la cama un rato y no miré Instagram hasta mediodía y ¡oh! sorpresa, estabas firmando libros ¿qué clase de broma era esa?¿había dormido dos días? no, a veces los locos no tenemos lagunas mentales, sino océanos enteros. Gracias por tu libro.

  8. No he podido ir a ninguna de tus firmas pero solo leyendo tus palabras y como lo describes y lo que significa para ti ha hecho que se me salten las lágrimas.
    GRACIAS, por todo lo que está haciendo para darnos voz y visibilidad a los locos, gracias por tu podcast donde conectamos con más locos.
    Lo que estás haciendo en est proyecto es muy grande.

  9. Que bonito pero bonito y de corazón abierto lo que escribes 💚 Soy una granadina viviendo en Escocia pasando por casa las Navidades. El libro lo tengo, 🙃, viajo de Madrid a Escocia como regalo 🎁 para mi de Nochebuena (bueno cada uno abre sus regalos al gusto). Y ahora ha viajado a Granada. Volverá a Escocia leído. Se que durante este tiempo aquí no vas a venir a firmar libros y que ya vinieras a Escocia sería un sueño, miles de Españoles te recibiríamos a golpe de pipes y kilt incluido. Pero me doy más que firmada en cada podcast tuyo, en cada tweet y cada mañana cuando despierto o desayuno contigo. Porque no nos estaremos mirando con los ojos de la cara pero si con los de el ♥️. Porque todos los que estamos ahí cada mañana nos vamos a hacer cosas sintiéndonos muy queridos.
    P.d. son las 8:30am así que a hacer cosas, te quiero muchísimo.

  10. EL NO YA LO TENGO
    Aunque no he podido ir a una firma, sí tengo el libro como regalo de Navidad y el leer tu artículo y lo que transmites en él me ha hecho lanzarme a realizarte una petición, probablemente la más absurda que haya hecho nunca (como si fueras a leer estas líneas de “nadie” con el caos de redes sociales que tendrás) y, para mí, la más temeraria, porque si dijeras que sí me entrarían los 7 males pensando dónde narices me he metido (una de mis voces, que todavía no he conseguido “domar”, qué te voy a contar).
    El caso, tengo un podcast desde hace 9 años, Osera Radio, con mi marido y mi hijo, donde hablamos de nuestros hobbies y donde en las próximas semanas comentaré mi opinión del libro. Va a ser muy especial para mí porque yo también estuve en un pozo oscuro, y aunque no es algo que haya escondido en absoluto, tampoco lo vas contando si no sale el tema, por lo que sólo lo he hablado con los más allegados (además de mis compis del curro, porque estuve un año de baja por ataques de ansiedad severos y a la vuelta, el tema sale quieras o no :-P). Así que comentar tu libro en el programa va a ser un poco el pie para mi vox populi. No serán más de 10 o 15 minutos, que tampoco es plan de monopolizar la hora de programa con “mi tema”, y el programa tampoco tiene gran repercusión ni la pretendemos después de 9 años. Lo seguimos haciendo porque nos lo pasamos bien y es algo que hacemos en familia, que con un adolescente a punto de cumplir los 18 nos parece todo un logro (y porque, como decimos en el programa, tenemos pocos oyentes pero son los mejores).
    En fin, ahí va la petición: ¿Te apuntas? Total, el No ya lo tengo 😀 #post-it
    P.D.: Si por un milagro lees estas líneas, no hace falta ni que contestes, no te apures, que para mí, ya sólo el hecho de haber materializado la idea ya supone un gran avance maravillosamente terapéutico.

    Un cálido abrazo.

  11. Bufff, me hubiera encantado tener 20 minutos para charlar contigo y «calmar esas voces» tal y como me pusiste en la dedicatoria. Por favor, saca adelante esa comunidad que le comentaste a Beli Basarte, creo.

  12. Ya me he leído el libro, yo pase por algo parecido, pero no me superas ….jajajaja
    Yo decidí el futuro de todo el universo con la canción de Giovanni Allevi – Come Sei Veramente el futuro era conquistar otros planetas, con las notas agudas la situación mejoraba y las almas trascendían y con las bajas empeoraba y se quedaban los malos que también finalmente transcendían al pasarlas putas y así hasta el día del juicio final.
    Ojo al dato, haciendo limpieza encontré un cuaderno con cuatro hojas escritas en las que ponía «todo es mentira» repetido al estilo de jack nicholson en el resplandor jajajaja
    y mas puedo contar pero a lo mejor para otro libro jajajajaja

  13. Soy hija, hermana y nuera, de un «loc@»
    De niña se reían de mi madre, después de mi hermano. Sufrí mucho por ello. Ahora veo que ni comparación con lo que pasaron y pasan ell@s.
    Gracias por explicar-lo, visibilizar-los y…. humanizar-nos. Podemos llegar a ser muy crueles con quien no entendemos.
    Has sido muy valiente
    Nosotros también te queremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba